Los derechos de las madres

29/12/2009 La baja por maternidad y los permisos a los que una mujer tiene derecho durante el periodo de gestación y después del parto son algunas de las cuestiones que más angustian a las futuras “mamás”. Sin embargo, debes saber que tu situación está protegida legalmente y que estar embarazada no significa perder tu puesto de trabajo ni tu salario. Recuerda, una mujer nunca puede ser despedida como consecuencia de su embarazo o maternidad y si esto ocurre, la ley castigará a la empresa.

Una mujer embarazada debe someterse a numerosas revisiones médicas con el objeto de cerciorarse de que todo va correctamente. No debes preocuparte a la hora de pedir estos permisos, durante los nueve meses de gestación tienes derecho a ausentarse del trabajo para asistir a todas las revisiones ginecológicas correspondientes. Eso sí, es imprescindible que justifiques que estas citas médicas sólo pueden ser en horario laboral.

Además, si el trabajo que desempeñas conlleva un riesgo para el correcto desarrollo del embarazo o la lactancia, el empresario deberá darte otro tipo de labores que no representen ningún peligro ni para el feto ni para ti.

Baja por maternidad

La ley establece que todas las madres tienen derecho a un período de descanso de 16 semanas y si tu parto ha sido múltiple esta baja por maternidad se ampliará a dos semanas más por cada hijo a partir del segundo.

La madre puede elegir las fechas de comienzo de los días de descanso, pero siempre tienes que tener en cuenta que al menos las últimas seis semanas deben ser las de después del alumbramiento, ya que son los días mínimos que necesitarás para recuperarte.

En los casos de parto prematuro y en aquellos en los que por alguna circunstancia el pequeño deba permanecer hospitalizado, los días de la baja comenzarán a contar a partir de la fecha del alta hospitalaria.

También se puede optar por que sea el padre quien disfrute de una parte del período posterior al parto siempre de forma ininterrumpida, sucesiva o simultáneamente con la madre, salvo que la incorporación temprana al trabajo de ella suponga riesgos para su salud. En esos casos, la baja por maternidad obligatoriamente tendrá que disfrutarla la mujer.

Cuando el período de descanso se disfrute de forma simultánea o sucesiva por el padre y por la madre y uno de vosotros decidáis la reincorporación al trabajo con anterioridad al cumplimiento del plazo máximo de duración, la parte que restase para completar dicho plazo incrementará la duración del descanso del otro miembro de la pareja. Pero recuerda que la madre no podrá reincorporarse hasta que hayan transcurrido las seis semanas posteriores al parto, que son de descanso obligatorio.

Sin embargo, una vez que han pasado estas seis semanas de reposo necesarias para la madre, el período de descanso por maternidad también puede disfrutarse en régimen de jornada a tiempo parcial. En este sentido, los padres o madres podrán compatibilizar trabajo (media jornada) y la prestación por maternidad que proporcionalmente le corresponda. Cuando el tiempo de baja haya concluido, se recuperará el régimen de jornada existente al inicio del descanso. Con esta medida, lo que se pretende es que las mujeres (o padres, si es el caso) mantengan la vinculación con el puesto de trabajo, de forma que la maternidad no sea un obstáculo para su desarrollo profesional.

Además, en concepto de lactancia, durante los primeros meses de vida de tu hijo podrás ausentarte del trabajo. Este permiso sólo lo puede disfrutar la madre o el padre, salvo que éste se reduzca a media hora y así poder compartirlo entre los dos. Debes saber que estas ausencias, en ningún caso, suponen la pérdida o reducción del salario.

La excedencia laboral

Tanto la madre como el padre tenéis derecho a una excedencia laboral durante un período no superior a tres años para el cuidado de cada hijo a contar desde la fecha de nacimiento.

Si en ese período se tienen más hijos, se podrán solicitar nuevas excedencias, pero en el momento de la nueva solicitud se termina el período anterior. Este período es computable a efectos de antigüedad y el trabajador tendrá derecho a la asistencia de cursos de formación profesional. La empresa, por su parte, está obligada a reservar el puesto de trabajo.

Redación Mujer ver más noticias

0 COMENTARIOS:

Dirección original de este contenido: 

http://mujer.orange.es/tu-espacio/trabajo/los-derechos-madres.html

busca en mujer Orange