Un cubierto para cada plato

19/11/2009 En nuestra cubertería deberíamos contar con cucharas, tenedores, cuchillos y cucharillas de postre; algún cucharón y cacillo para servir. También sería bueno contar con cubiertos para pescado, cucharillas para helado, cuchara salsera... Si su grado de sofisticación es muy alto, puede completar su cubertería con "artilugios" que harán las delicias del más "snob", pero seguramente no la de algunos de sus invitados.

Cada plato tiene un cubierto especial:

Cuchara sopera: para sopas, purés, gazpachos y legumbres, principalmente.

Tenedor mesa: del mismo tamaño que la cuchara y dentado. Puede ser de 4 ó 5 dientes. Utilizado para tortillas, la verdura y en compañía del cuchillo.

Cuchillo de mesa: de igual longitud que el tenedor y la cuchara, ligeramente dentado. Utilizado para cortar alimentos.

Pala de pescado: pala plana y ancha. Sin filo. Puede ser recto o ligeramente curvado. Utilizado para pescado tanto con espina como sin ella.

Tenedor de pescado: Tenedor más plano que el de mesa y ligeramente más ancho. Se puede utilizar el tenedor de mesa.


Cuchillo de carne: algo más pequeño que el cuchillo de mesa y con filo más dentado. Utilizado para carnes magras, chuletones y carnes similares.

Cuchillo afilador: para dar mejor filo de corte al cuchillo de trinchar, pero también utilizado con otros cuchillos, como el cuchillo jamonero.

Cuchillo de trinchar: de grandes proporciones, aproximadamente 30 cm. Utilizado para trinchar aves y otras piezas de caza si se sirven enteras a la mesa.

Tenedor de trinchar: de tamaño similar al cuchillo de trinchar. Utilizado para sujetar la pieza. Dos dientes y amplia apertura central.

Cuchara de servicio: de grandes dimensiones y pala muy ancha. Para servir guarniciones y otros acompañamientos en asados y platos similares.

Tenedor de servicio: de tamaño similar a la cuchara de servicio, dentado, muy ancho y de pala plana. Utilizad con la cuchara de servicio como ayuda auxiliar.

Pala de servicio: cubierto de pala ancha y calado, de tamaño similar a la cuchara y tenedor de servicio. Para servir platos caldosos como las legumbres.

Cuchara de ensalada: de amplia pala y escasa concavidad, muy largo, más de 30 cm. Utilizado para revolver y servir las ensaladas.

Tenedor de ensalada: de pala ancha, apenas dentado (prácticamente muescas) y de tamaño similar a la cuchara de ensalada y tiene las mismas funciones.

Cazo de servir – Cazillo: de mango muy largo, más de 32 cm. y amplia concavidad. Utilizado para servir cremas, gazpachos, potajes, sopas...

Cuchara salsera: de mango corto, menos de 20 cm., de cavidad media y aplanada. Utilizado con las salseras. Se utiliza para servir todo tipo de salsas.



Pala de queso: pala ancha y plana, sin filo. Utilizada para el corte y servicio de quesos cremosos.

Cuchillo de queso: cuchillo pequeño utilizado en tablas de quesos.

Cuchillo de mantequilla: de pala ancha y de tamaño similar al cuchillo de postre. Sin filo. Utilizado para untar la mantequilla en el pan.

Cuchillo de tarta: Cubierto de pala algo más ancha que el cuchillo de mesa, y poco filo. Utilizado para cortar tartas de pasta dura y tartas similares.

Cortador de tartas: de mango corto y amplios dientes.

Pala de tarta: de pala muy ancha y mango corto. Utilizado para cortar y servir.

Tenedor exprimidor: de tamaño pequeño (similar al de postre) de largos dientes abiertos en las puntas. Para pinchar cítricos o frutas a exprimir.

Cuchara de consomé: cuchara de pequeñas dimensiones.

Cucharilla de postre: utilizada para todo tipo de postres

Tenedor de postre: de tamaño menor a la mitad del tenedor de mesa. Dentado (3 ó 4 dientes) utilizado para postres y cortar alimentos blandos.

Cucharilla de café: la más pequeña de la cubertería, de poca cavidad.






Tenedor de ostras: cubierto corto, dentado (generalmente 3 dientes), grueso y fuerte. Utilizado para extraer el molusco de su concha

Tenedor de fruta: de tamaño medio (entre el tenedor de mesa y el de postre). Para tomar fruta y como sustituto de los cubiertos de postre si no los hubiese.

Cuchillo de fruta: cubierto corto, ligeramente dentado y del mismo tamaño que el tenedor de fruta.

Pinzas de marisco: cubierto de pinza, de unos 20 cm. Utilizado para cascar o romper las partes duras del marisco. No utilizar jamás los dientes.

Tenedor de caracoles: cubierto largo, de unos 22 cm. Con dos amplios dientes. Se utiliza de forma conjunta con el tenedor de fruta y para la misma finalidad.


Además, de los cubiertos, en una buena mesa hay gran variedad de vasos y copas, si quieres descubrir cuál es la copa o el vaso adecuado para cada ocasión.

Redación Mujer ver más noticias

0 COMENTARIOS:

Dirección original de este contenido: 

http://mujer.orange.es/hogar/gastronomia/un-cubierto-para-cada-plato.html

busca en mujer Orange