Tipos de cortinas

10/12/2009 Las cortinas son un elemento esencial de decoración en el hogar. Por ello, es muy importante pensárselo bien antes de decantarse por unas u otras y conocer la gran cantidad de tipos que existe. Además, hemos de tener en cuenta que, a la hora de vestir una ventana, influyen muchos factores como las dimensiones, el estilo de la casa, la cantidad de luz...etc.

Básicamente se conocen 6 tipos de cortinas, aunque con muchísimas variaciones posibles:

Fruncida: Como vemos en la fotografía la banda superior se frunce; este frunce será mayor o menor según la cantidad de tela que se haya previsto para cubrir el hueco.

Tablas: Hace falta más tela que para la fruncida. Se suele calcular el triple del ancho del hueco de la ventana. Tienes la posibilidad de hacer las tablas de distinta anchura.

Pliegue: También requiere más tela. Puede ser de doble o triple pliegue. Estéticamente le da mayor cuerpo a la cortina, ya que hace que la tela se dispare y coja volumen.

Patas: Son sencillamente tiras, que pueden ir con botones, velcro, o sencillamente cosidas. También puede variar el ancho de la tira y la separación.

Lazo: Es igual que el modelo a patas, pero las tiras no se juntan. Se dejan sueltas y se unen haciendo una lazada o un nudo, según se quiera. Tiene el inconveniente de que no corre bien por la barra.

Ollado: Las anillas van incorporadas a la cortina y se introducen directamente en la barra.

También existen distintas posibilidades en el tipo de instalación de las cortinas:

Barra: Puede ser de cualquier material pero los más utilizados son la madera y el hierro forjado. La cortina puede llevar las anillas cosidas (esta técnica es más antigua), o simplemente sujetas con unos ganchos (más moderno)

Gusanillo: Se suele utilizar para visillos que van completamente ajustados al cristal de la ventana. Se trata de una tira de muelle recubierta con un plástico que va por dentro del visillo y se engancha al marco de la ventana.


Riel: Mecanismo que va al techo. Funciona gracias a unas cuerdas unidas a base de ganchos a una cinta fruncidora que lleva la cortina pegada en el dorso. Hay tres formas de tapar este mecanismo:

-Un bandó: trozo de la misma tela que la cortina, o diferente, que cuelga desde el techo y tapa toda la parte superior. Admite muchas posibilidades, pero es muy recargado.

-Una galería: se hace con madera y se tapiza por encima.

-Un cortinero: se suele hacer de obra, escayola, etc...y se deja preparado el hueco, jugando con el falso techo o las molduras.

Descubre las últimas tendencias para vestir las ventanas


Información cedida por EasyDeco

Redación Mujer ver más noticias

0 COMENTARIOS:

Dirección original de este contenido: 

http://mujer.orange.es/hogar/decoracion/tipos-cortinas.html

busca en mujer Orange