Tipos de reposo en el embarazo

21/09/2009 Aunque la mayoría de las embarazadas pueden seguir una vida normal durante los nueves meses, en algunas ocasiones es necesario guardar reposo durante algún tiempo a causa de determinadas complicaciones.

En estos casos, el descanso es indispensable para que el embarazo progrese con normalidad. El reposo será continuado o relativo según los casos:

- Reposo absoluto: hay que permanecer tumbada en la cama salvo para ir al baño.
- Reposo moderado: se puede combinar la cama y el sofá, pero sin salir a pasear ni esforzarse en las tareas de la casa. El médico aclarará que actividades pueden hacerse y cuáles no.
- Tranquilidad: una vida sin estrés, ni grandes esfuerzos físicos como hacer la compra o cargar con niños. Dependiendo del tipo de trabajo que se desempeñe, será necesaria o no la baja laboral.

Casos más frecuentes:

Enfermedades maternas: como cardiopatías o problemas respiratorios que obligan a limitar la actividad de la madre.

Amenaza de aborto: Normalmente el descanso suele ser absoluto hasta que cese el sangrado, pero luego hay que seguir con reposo moderado.

Problemas con la placenta: si hay desprendimiento prematuro o placenta previa, se pueden ocasionar hemorragias que obliguen a un reposo absoluto hasta que desaparezcan.

Crecimiento intrauterino retardado: la mayoría de los casos responden a un problema de insuficiencia placentaria (la placenta no nutre bien al feto) y como no existe tratamiento farmacológico para evitarlo, lo más recomendable para mejorar la nutrición del feto es guardar reposo.

Preeclampsia: Se produce cuando la tensión arterial de la madre se eleva anormalmente. Los casos más graves necesitan hospitalización, pero los leves se solucionan con reposo absoluto hasta normalizar las cifras tensionales.

Amenaza de parto: Cuando aparecen contracciones antes de la fecha probable de parto, el descanso es imprescindible para evitar los movimientos del útero. Entre otras razones, el reposo es beneficioso porque favorece la relajación de los músculos y disminuye la presión del bebé sobre el cuello uterino.

Embarazo múltiple: si el peso es excesivo o la presión muy grande, es conveniente mantener reposo moderado durante los últimos meses.

Cerclaje del útero: Algunas mujeres no mantienen el cuello del útero cerrado durante la gestación, lo que provoca pérdidas de sangre y aumento del riesgo de parto prematuro. Para evitarlo, se cierra el cuello uterino con unos puntos quirúrgicos que se retiran antes del parto. Conviene hacer reposo tras la intervención y llevar una vida muy tranquila durante el embarazo.

Redación Mujer ver más noticias

1 COMENTARIOS:

  • Ana dice:publicado: 22:36 26/02/2014

hola Doctora mire lo k pasa esk ultimadamente ee tenido complicaciones con mi embarazo ya k en varias ocaciones me an dicho que la posicion del bebe no es la correcta devido a que se encuentra siempre de lado izquierdo de mi vientre y me dijeron que se debe a que he tenido relaciones con mi pareja.. pero lo que quiero es si es verdad o mentira ya que me dijeron que le afecta al bebe?
reportar

Dirección original de este contenido: 

http://mujer.orange.es/familia/embarazo/tipos-reposo-en-embarazo.html

busca en mujer Orange