Las vacunas más importantes del recién nacido

16/03/2007

¿Sabes cuáles son las principales vacunas que deberán administrar a tu bebé? Descubre para qué sirven y cuáles pueden ser sus efectos secundarios.

Vacuna contra la hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad del hígado producida por un virus muy contagioso. Cada año se producen más de un millón de muertes por esta enfermedad ya que en algunos casos este virus puede causar una infección crónica con graves consecuencias como cirrosis o cáncer de hígado. El virus se transmite a través de relaciones sexuales o a través de la sangre. Muchas veces las personas que tienen este virus no saben que son portadoras, por lo que el contagio no puede evitarse.

Cómo evitar el contagio

La manera más eficaz de prevenir el virus es con la vacunación. Se trata de una vacuna que se administra por vía intramuscular en tres dosis. No hay ningún problema en administrarla con otras vacunas. Hoy sabemos que la hepatitis B ha disminuido considerablemente en los países en los que se ha incluido dentro del calendario vacunal.

¿Tiene efectos secundarios?

Es una vacuna muy bien tolerada y la mayoría de los niños no tienen ninguna reacción adversa. Puede que aparezcan molestias en el lugar del pinchazo (dolor, enrojecimiento, hinchazón) que desaparecen a los dos o tres días.

Vacuna contra la difteria, tétanos y tos ferina

Estas enfermedades están causadas por bacterias y en la mayoría de los casos son enfermedades graves.

Difteria: causa infección en la nariz y garganta dificultando la respiración. Se contagia a través de las secreciones que se producen en la respiración y puede causar complicaciones cardiacas y otros trastornos graves.

Tétanos: el tétanos se contagia a través de heridas en la piel. Produce espasmos musculares, convulsiones y problemas al respirar. Provoca más de un millón de muertes al año en países en vías de desarrollo.

Tos ferina: es una infección respiratoria que se caracteriza por una tos prolongada, tos que dificulta la alimentación y produce una sensación de ahogo característica. Gracias a las campañas de vacunación, se dan muy pocos casos de estas enfermedades en nuestro país.

Cómo evitar el contagio

La manera más eficaz es la vacunación. Esta vacuna, también llamada DTP, se administra por vía intramuscular en un solo pinchazo. Se administra en tres dosis a los 2, 4 y 6 meses de vida y, al menos, una dosis de recuerdo a los 18 meses.

¿Tiene efectos secundarios?

Aunque es una vacuna bien tolerada por los niños, el componente de la tos ferina puede causar fiebre, irritabilidad y algún tipo de molestia local como dolor, enrojecimiento e hinchazón. Actualmente, existe en el mercado un nuevo tipo de vacuna llamada acelular elaborada eliminando parte de la pared celular del virus que se inocula. Esto ha conseguido que la reacción desparezca o disminuya notablemente.

Vacuna contra la poliomelitis

La poliomelitis o parálisis infantil está producida por un virus que puede afectar al sistema nervioso provocando una parálisis permanente e, incluso, la muerte. Se transmite a través de las heces y se contagia por vía oral. No hay tratamiento para esta enfermedad.

Cómo evitar el contagio

Con la vacunación a la población infantil. De hecho, en España no se ha registrado ningún caso de esta enfermedad causada por un virus natural desde 1990. La vacuna empleada se basa en virus atenuados y se administra en forma de gotas por vía oral. Durante el primer año de vida se administran tres dosis (a los 2, 4 y 6 meses) y luego se administra una dosis de refuerzo a los 18 meses y otra a los 6 años.

¿Tiene efectos secundarios?

La vacuna contra la polio es tolerada sin problemas por los niños. Se administra por vía oral y el único problema es que el niño lo vomite, pues habrá que dársela de nuevo. Sin embargo, está contraindicada en algunos casos extraordinarios: niños con alteraciones en su sistema inmunitario (defensas bajas) niños con cáncer o leucemia que estén recibiendo un tratamiento que afecte al sistema inmunitario niños con sida Para estos niños, existe la posibilidad de otra vacuna que se administra por vía intramuscular y que está constituida con virus muertos.

Vacuna contra el Haemophilus influenzae b (Hib)

El Hib es una bacteria que suele estar en la garganta y desde allí pasa a la sangre provocando enfermedades muy graves en niños menores de 5 años. Se contagia a través de las secreciones respiratorias. Las enfermedades que produce son:

Meningitis: se trata de una infección en una parte del cerebro (las meninges) que tienen secuelas muy graves, incluso la muerte.

Epiglotitis: es una infección grave en la epiglotis que, si no se trata a tiempo, puede provocar la muerte inmediata por asfixia

Infecciones graves: como neumonía, infección de huesos, infección de la sangre o infección de la piel.

Cómo evitar el contagio

La mejor forma es mediante la vacunación. Se administra a partir de los dos meses y se completa durante el primer año. Se da en tres dosis (2,4 y 6 meses) y se añade una dosis de refuerzo a los 15-18 meses.

¿Tiene efectos secundarios?

No suele presentar ningún efecto secundario y se puede administrar a la vez que otras vacunas lo que ahorra un pinchazo al niño.

Vacuna contra el sarampión, rubéola y parotiditis

Las tres enfermedades se transmiten con facilidad a través de las secreciones respiratorias. Son casi siempre procesos benignos, pero gracias a la vacunación se evita que aparezca durante la infancia.

Sarampión. Los síntomas son: fiebre elevada, erupción cutánea, conjuntivitis y bronquitis. Es más grave en los bebés menores de 18 meses y es muy frecuente que aparezcan complicaciones como otitis o neumonías.

Rubéola. Es una enfermedad benigna durante la infancia y los síntomas son una erupción cutánea y ligero malestar. Sin embargo, si la enfermedad se contrae estando embarazada puede llegar a ser muy peligrosa para el feto.

Parotiditis (paperas). Provoca la inflamación de las glándulas salivares (parótidas) y con frecuencia tiene algunas complicaciones.

Cómo evitar el contagio

Mediante la vacuna conocida como triple vírica, hecha con virus vivos debilitados y que se administra por vía intramuscular en un solo pinchazo. Es una vacuna muy eficaz lo que ha reducido drásticamente el número de casos en España.

¿Tiene efectos secundarios?

Las reacciones son muy leves y casi siempre de tipo local: hinchazón o enrojecimiento de la zona donde se ha administrado. Ala semana o a los quince días puede aparecer una leve erupción cutánea y fiebre moderada que desaparece en pocos días.

Vacuna frente al Neumococo

Esta vacuna heptavalente conjugada protege frente a los siete serotipos que con más frecuencia provocan las enfermedades invasivas neumocócicas (meningitis y septicemia) en los niños. Como evitar el contagio Esta vacuna es efectiva en los primeros meses de vida (desde los 2 meses a los 2 años) y genera memoria inmunológica, dando respuestas intensas y duraderas.

Además de la vacunación, las medidas complementarias de prevención de la enfermedad neumocócica se resumen en mantener un buen estado de higiene bucal y personal; cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar; evitar el intercambio de saliva a través de chupetes, biberones, juguetes u otros utensilios que los niños se llevan a la boca; ventilar diariamente la ropa de cama y las habitaciones; mantener una temperatura corporal adecuada evitando enfriamientos y resfriados, y evitar permanecer en lugares hacinados y mal ventilados.

Tiene efectos secundarios:

La mayoría de las reacciones locales y sistémicas tales como irritaciones o fiebres, son leves, similares a las que habitualmente se observan en otras vacunas.

Redación Mujer ver más noticias

0 COMENTARIOS:

Dirección original de este contenido: 

http://mujer.orange.es/familia/cuidados-infantiles/las-vacunas-mas-importantes-del-recien-nacido.html

busca en mujer Orange