La fruta: un alimento indispensable

Los niños y la fruta

14/08/2012 Si tu hijo se ha acostumbrado ya a la papilla de cereales, el siguiente paso es introducirle un alimento muy saludable no sólo para pequeños: la fruta.Son muy ricas en agua, azúcares (principalmente fructosa, y además sacarosa y glucosa), fibras vegetales, vitaminas y minerales.

La fruta: un alimento indispensable

La sacarosa no conviene introducirla antes del quinto-sexto mes ya que favorece el desarrollo de la caries dental y acostumbra al bebé a los sabores dulces.

Una vez que tu hijo haya aceptado la papilla de cereales sin gluten, puedes comenzar con la papilla de frutas. Las papillas se preparan con fruta fresca y madura, utilizando las propias de cada región y temporada. Se recomienda comenzar con zumos de frutas naturales sin azúcar. No se deben administrar zumos azucarados en biberón, para no acostumbrar al bebé a los sabores dulces y también para evitar lo que se conoce como el "síndrome del biberón" -aparición de caries que puede provocar la destrucción de los dientes incisivos superiores-.

Se comienza con las frutas más habituales, de una en una: por ejemplo, naranja en forma de zumo, añadiendo más tarde pera y en días sucesivos y de forma progresiva manzana, y posteriormente plátano.
También puedes empezar triturando pera junto con la leche del biberón de la merienda. Luego añades la manzana y le ofreces la papilla en el plato, después incorporas el plátano y finalmente sustituyes la leche por zumo de naranja.
Las fresas, el melocotón y el kiwi pueden producir reacciones alérgicas, por lo que no conviene administrarlas antes de los 2 años.

Consejos para preparar la papilla de frutas

No añadas galletas, azúcar, miel o leche condensada porque son alimentos que favorecen la obesidad y el desarrollo de caries dental, y porque además tu hijo aún no está preparado para digerirlos.

A muchos bebés les cuesta acostumbrase al sabor de las papillas de frutas. Hay que tener paciencia. En estas situaciones puede ser útil darle la papilla cuando esté más hambriento, mezclarla progresivamente con la leche del biberón, o incorporar la manzana cocida.

Recuerda que tu hijo debe tomar al menos medio litro de leche al día; parte de esa ración puedes ofrecérsela a la hora de la merienda, junto a la papilla de frutas.

No es conveniente que utilices papillas de cereales con frutas en sustitución de las frutas naturales, ya que la mayoría de las que existen en nuestro país son harinas de cereales con muy pequeña cantidad de frutas.

Los tarritos

Los tarritos de frutas son productos elaborados con las mayores garantías, pero generalmente aportan más calorías que las frutas naturales porque son más ricos en azúcares. Además suponen una sobrecarga para la economía familiar. Sin embargo, representan una buena alternativa y resultan cómodos cuando no es posible preparar la papilla en casa (viajes, vacaciones, etc).

Redación Mujer ver más noticias

0 COMENTARIOS:

Dirección original de este contenido: 

http://mujer.orange.es/familia/cuidados-infantiles/la-fruta-un-alimento-indispensable.html

busca en mujer Orange