La masturbación en la adolescencia

Masturbación en jóvenes

19/01/2012 La masturbación es una práctica muy habitual entre los adolescentes, por lo que debemos dejar el pudor a un lado y tratar el tema con la mayor naturalidad posible. Te damos algunos consejos para que te resulte más fácil y damos respuesta a las posible dudas que despierta este tema.

La masturbación en la adolescencia

La autoestimulación genital o masturbación es una práctica que se vuelve frecuente durante la adolescencia. A partir de que el niño se convierte en joven, estas prácticas disminuyen considerablemente. En cualquier caso, no se trata de un problema, sino de algo muy natural. La revolución hormonal que tiene lugar durante la adolescencia se acompaña normalmente de un aumento en la frecuencia de la masturbación para calmar las pulsiones sexuales de los chavales. Desde un punto de vista médico, no es ningún problema y lejos han quedado los tópicos que culpaban a estos actos de diversos trastornos somáticos.

¿Por qué es tan frecuente?

Cuando un adolescente se masturba existen varias motivaciones: Por un lado, la obvia obtención de placer sexual; por otro, la curiosidad ante la obtención de un placer hasta entonces desconocido. Cuando el chico es más mayor, se convierte en una forma de descargar la ansiedad o las tensiones cotidianas.

Es importante que el adolescente sepa que este placer es mucho mayor cuando se comparte con otra persona, es decir, cuando se mantienen relaciones sexuales. Pero lo cierto es que durante unos años la relación de pareja no es constante y mucho menos, la sexual.

Durante estos años la masturbación será una forma de ir descubriendo la sexualidad, como paso previo a una relación mucho más madura.

¿Afecta a la potencia sexual?

Un joven que se masturba no es menos 'potente' que un hombre que no lo hace. Aunque es cierto que después de la masturbación el hombre necesita tiempo para volver a tener una erección, exactamente igual que después del coito.

¿Impide la circuncisión masturbarse?

Durante mucho tiempo se pensó que la circuncisión alejaba a los hombres de esta práctica. Sin embargo, no existe ninguna diferencia entre un hombre circunciso y otro que no lo sea respecto a la masturbación.

No hay que regañar

La masturbación es una excelente manera de descubrir los impulsos sexuales y por eso, nunca debe ser motivo de temor o de discusión. Además, suele ser una parte íntima del adolescente, hasta el punto de convertirse en un asunto del que ni siquiera hablan con sus amigos.

No hay ningún estudio o estadística que indique cuándo un adolescente se masturba demasiadas veces. Muchos se masturban varias veces al día, otros a la semana y otros nunca. La masturbación podría convertirse en un problema si se realiza de manera compulsiva y es algo más necesario que placentero, es decir, si el joven siente una dependencia de este hecho que va más allá de un momento de placer. La masturbación compulsiva, aunque es inofensiva para el organismo, puede ser un síntoma de diversos trastornos psicoemocionales que precisan tratamiento específico.

No es un problema de salud

Ni deja ciego ni impotente, y tampoco parece que cause "retraso mental". Estos tópicos han sido desmentidos por la ciencia aunque aún persisten en algunas personas. Que un joven se masturbe no hará que su pene cambie de tamaño ni de forma. Tampoco fomenta la eyaculación precoz, todo lo contrario, pues al masturbarse, se retrasa la eyaculación y ayudará a conocer los diferentes estados personales de excitación.

Redación Mujer ver más noticias

2 COMENTARIOS:

  • Yo dice:publicado: 22:49 14/06/2014

A mi me gusta pajearme u.u...
reportar

  • dckgyevfcdfcyetfvc dice:publicado: 18:15 10/05/2012

yo me hago muchas pajas

Dirección original de este contenido: 

http://mujer.orange.es/familia/adolescentes/la-masturbacion-en-adolescencia.html

busca en mujer Orange